El Ajax de los Años 70

El legado del Ajax de los años 70 es una epopeya que fusiona fútbol y arte, una historia donde la excelencia deportiva se mezcla con una filosofía revolucionaria: el «Fútbol Total». Dirigido por Rinus Michels, este equipo no solo dominó el fútbol europeo, sino que también redefinió el juego en sí mismo.

La Era del «Fútbol Total» y las Leyendas

Cuando Rinus Michels asumió el cargo de entrenador en 1965, pocos podrían haber imaginado la transformación que estaba por venir. El «Football Total» no solo fue un sistema táctico, sino una ideología que llevaría al Ajax desde los últimos puestos de la liga hasta la cima del fútbol europeo. Jugadores como Johan Neeskens, Piet Keizer, Sjaak Swart, Wim Suurbier y, por supuesto, Johan Cruyff, personificaron esta revolución futbolística.

Después de una decepción en la final de la Copa de Europa en 1969, el Ajax no tardó en reclamar su lugar en la cima. Con dos títulos consecutivos en 1971 y 1972, y un triplete histórico con la Copa de Europa en 1973, el Ajax se convirtió en el equipo a batir en Europa.

El Ajax de los Años 70

El Cambio de Guardia

La final de 1973 marcó el punto culminante del club, pero también el final de una era. Johan Cruyff partió hacia el FC Barcelona, llevándose consigo parte del alma del Ajax. A pesar de la partida de su líder, el Ajax continuó su dominio bajo la dirección de Stefán Kovács, pero nunca volvió a alcanzar las alturas gloriosas de los primeros años setenta.

Una Nueva Filosofía de Juego

El «Fútbol Total» era más que una táctica; era una forma de vida para el Ajax. El sistema de juego 4-3-3, con sus atacantes en los extremos, transformó la percepción del fútbol en Europa. Los defensores se sumaban al ataque, los mediocampistas presionaban sin descanso y los delanteros eran imparables. Este enfoque no convencional cambió la forma en que se entendía el juego y sentó las bases para el fútbol moderno.

El Genio Táctico

Rinus Michels fue el arquitecto de esta revolución futbolística. Su capacidad para equilibrar la creatividad con la disciplina táctica fue insuperable. Tanto en el Ajax como en el Barcelona, Michels demostró ser un maestro del juego, llevando a sus equipos a la grandeza con una combinación única de habilidad y visión estratégica.

Una Galería de Estrellas

Johan Cruyff: El ícono del «Fútbol Total», Cruyff personificaba la genialidad y la elegancia en el campo de juego. Su visión y habilidad técnica lo convirtieron en uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Johan Neeskens: Conocido como «Johan el Segundo», Neeskens era el motor del equipo, un centrocampista incansable con una habilidad excepcional para recuperar el balón y poner en marcha los ataques.

Piet Keizer: El extremo izquierdo de talento inigualable, Keizer era el socio perfecto de Cruyff en el campo. Su habilidad para crear oportunidades de gol lo convirtió en una leyenda del Ajax.

El legado del Ajax de los años 1970 trasciende las fronteras del fútbol. Su enfoque innovador y su brillantez deportiva siguen siendo una inspiración para generaciones futuras, recordándonos que el verdadero arte del juego reside en la creatividad y la audacia.

El Ajax de los Años 70

Contribución al Éxito de Países Bajos

Además de sus logros en el ámbito de clubes, el legado del Ajax de los años 1970 también tuvo un impacto significativo en el éxito de la selección nacional de Países Bajos. Muchos de los jugadores clave del equipo nacional, incluido Johan Cruyff, se formaron en el Ajax y llevaron consigo la filosofía del «Fútbol Total» a la escena internacional.

Esta influencia se hizo evidente en la participación de Países Bajos en las finales de la Copa del Mundo de la FIFA en 1974 y 1978 (donde argentina resultó campeón con una historia particular). En ambas ocasiones, el equipo neerlandés llegó a la final con un estilo de juego innovador y ofensivo, que llegó a consagrarse finalmente en la Eurocopa 1988 en Alemania, con un equipo que reflejaba la mentalidad del Ajax de los años 1970. Aunque no lograron asegurar el título mundial, su impacto en el fútbol mundial fue innegable y su legado perdura hasta el día de hoy.

Síguenos en las Redes Sociales