El Maracanazo de Brasil 1950

El «Maracanazo de Brasil en 1950» sigue siendo una de las páginas más legendarias y dramáticas en la historia de la Copa Mundial de la FIFA. Este evento épico tuvo lugar durante la final del Mundial de 1950 en Brasil, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, el 16 de julio de 1950.

Brasil, como país anfitrión, había llegado a la final con una campaña brillante, marcando numerosos goles y desatando el entusiasmo de toda una nación. Enfrentándose a Uruguay en la gran final, la expectativa era máxima.

El "Maracanazo de Brasil en 1950" ha perdurado en la memoria como un momento icónico en el que el fútbol sorprendió a todos.

Una multitud fue testigo del evento

El estadio Maracaná, con una capacidad de más de 200,000 espectadores en ese momento, estaba lleno de optimismo y esperanzas brasileñas. Antes del partido, Brasil solo necesitaba un empate para ganar el título, mientras que Uruguay debía ganar.

Juan Alberto Schiaffino, delantero uruguayo, abrió el marcador en el minuto 66, sumiendo al estadio en un silencio atónito. Sin embargo, Brasil igualó poco después con un gol de Friaça. Mientras la presión brasileña era intensa, Uruguay logró anotar nuevamente en el minuto 79 gracias a Alcides Ghiggia. El estadio Maracanã, que había quedado en silencio tras el primer gol uruguayo, ahora resonaba con el estruendo del shock.

El "Maracanazo de Brasil en 1950" ha perdurado en la memoria como un momento icónico en el que el fútbol sorprendió a todos.

Brasil no pudo recuperarse y Uruguay ganó la Copa Mundial de la FIFA 1950 por 2-1, infligiendo a Brasil una derrota amarga. Este evento se hizo famoso bajo el nombre de «Maracanazo», una combinación de «Maracanã» y «patazo» (un gran golpe). El estadio, que se suponía sería el escenario de la consagración brasileña, se convirtió en el lugar de una de las mayores sorpresas en la historia del fútbol.

El "Maracanazo de Brasil en 1950" ha perdurado en la memoria como un momento icónico en el que el fútbol sorprendió a todos.

El «Maracanazo de Brasil en 1950» ha perdurado en la memoria como un momento icónico en el que el fútbol demostró su capacidad para trascender las expectativas, creando una historia que aún resuena en la historia del deporte mundial. En Gol Diario te traemos las mejores historias del fútbol.