Balón de la Champions League

El Rugido del León en la Cancha

En el corazón de Londres, donde espera el mítico Estadio de Wembley por los dos finalistas, se encuentra la joya de la corona, es el balón de la Champions League, en su edición especial de Knock Out.

Este esférico, diseñado por adidas, no es uno cualquiera. Es la personificación del espíritu de la ciudad anfitriona, un tributo al poderoso león que simboliza la grandeza y la audacia de Londres. Cada puntada, cada detalle, está impregnado con la esencia del himno de la competición, evocando el espíritu combativo y la gloria que aguarda al campeón que levante «La Orejona».

La Estructura sin Costuras: Como los hilos invisibles que conectan a los equipos en la cancha, el balón presenta una estructura sin costuras térmicamente sellada. Esto no solo garantiza un vuelo preciso y una trayectoria impecable, sino que también evita la humedad en su interior. 

El Latido del Butilo: En el corazón del balón late una cámara de butilo de alta calidad. Este material, resistente y flexible, mantiene la presión óptima y minimiza la pérdida de aire. 

El Rugido en Rojo y Amarillo: El diseño del balón está inspirado en el himno de la competición. El rojo y el amarillo se entrelazan en un baile vibrante y los detalles en blanco evocan las garras afiladas de los leones.

Los Leones de Londres: Son símbolos de fuerza, de coraje, de la historia que se ha forjado en esta ciudad. 

Balón de la Champions League

Con cada pase, cada gol, y cada momento de triunfo, el Balón de la Champions League no es solo un objeto, sino el corazón pulsante de un espectáculo que captura la atención del mundo entero.